Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web


 
 

El origen no parece estar claro, solo hay hipótesis. Alguien le ha visto alguna vez orígen germánico donde cabe recordar que muchos nombres de la baja edad media en la Marca Hispánica eran germánicos, visigodos, o francos. La teoría más plausible es que procede del latín angulu y tendría cierta relación con un significado geográfico o con algún oficio, pero siempre relacionado con ángulo. Podría ser, el nombre de guardianes de esquina o ángulo. Etimológicamente Anglada provendría del latín angulata, que significa: "ángulo o recodo que se forma en un terreno o en un curso fluvial". Hay quienes aseguran que el apellido surgió en Huesca como deformación del nombre original de una casa que había metida entre dos paredes de roca, de donde venia el nombre de "Angulada".

Es sumamente probable el que Anglada o Anglade fuera el nombre de los terrenos que quedan al lado del meandro de un río, donde el río forma ángulo. Según Laura Anglada, es posible que en un principio el apellido apareciera en varios lugares, en familias sin ningún parentesco, solo con el denominador común del nombre geográfico. En cualquier caso es un apellido que debe tener su origen entre el norte y el sur de la mitad oriental de Los Pirineos: entre la región de Tolosa, la provincia de Huesca y el norte de Cataluña.

Investigaciones de la escritora catalana María Àngels Anglada, revelan que dicho orígen se encontraría en el núcleo de Les Anglades, del pueblo de Vilert en el municipio de Esponellà, comarca del Plà de l'Estany, en la provincia de Girona, Catalunya. Según puede verse en el archivo patrimonial de Ca n' Anglada, "La Casa de Anglada", el árbol genealógico familiar se remonta al siglo XIII. A partir de aquí muchas ramas de Anglada han visto que tenían sus ascendentes en Vilert.

Otro posible origen del apellido estaría ubicado en el pueblo de Fonteta, La Bisbal d'Empordà. Parece ser que los orígenes de esta rama son tan antiguos como los de Vilert y que reunirían las mismas características que aquellos: están situados en un ángulo de río, donde hay buena pesca.

Otros lugares de concentración del Apellido serían: La comarca de la Garrotxa, la Plana de Vic y Lleida.

Por otro lado, en Huesca, la antigua Osca de los romanos, que fue convertida en fortaleza por los árabes, perteneció al reino aragonés y mas tarde fue reconquistada en la batalla de Alcoraz (1096) por Pedro I de Aragón. En esa provincia, más precisamente el partido judicial de Boltaña en el ayuntamiento de Fiscal, apareció el solar infanzón de Anglada. Esta casa palacio estaba sita en el barrio de dicho pueblo denominado Macera y confrontaba con la calle pública, cuya fachada se levantaba frente al camino Gardiez. El infanzón, término que cayó en desuso en León y Castilla, que llamaban fijodalgo o hijodalgo, había dado pruebas a su rey Pedro II "El Católico" (1174-1213) de su vasallaje, distintiguiéndose por su heroicidad en la batalla de las Navas de Tolosa, acompañando bien a su soberano, quien había acudido para ayudar al rey de Castilla Alfonso VIII (1155-1214), que había sido vencido por los moros en Alarcos. En mérito por sus actos en los combates se le concedió aumentar sus armas en el escudo (fajas de sable). Durante el reinado de Felipe IV, "El Indolente" (1605-1665), siendo gobernador de Aragón D. Pedro Zapata Fernández, la casa de los Anglada reclamó la infanzonía del palacio de Fiscal, cuyo señorío había pertenecido a su ancestro, Juan Anglada.

Otra rama aragonesa de los Anglada, quienes se habrían apellidado Zanglada, aunque originaria del mismo linaje de Aragón, hizo pie desde tiempos remotos en Mallorca, acompañando a las huestes de Don Pedro IV de Aragón.

Sobre la extensión del apellido Anglada, en Cataluña el nombre de Anglada es relativamente habitual. En Barcelona existen bastantes pero la mayoría han emigrado del resto de Cataluña, especialmente en los últimos 150 años. Las noticias más antiguas habría que buscarlas en las centenarias casas solariegas (en catalán "cases pairals"), o sea casas que han pertenecido durante muchos siglos a la misma familia, dedicada ha trabajar las tierras próximas. De casas "pairals" con el nombre de Anglada hay varias. Por ejemplo, fuera de Les Anglades, cerca de Figueres hay un Ca n'Anglada, también en Terrassa hay un Ca n'Anglada y en Constantí, Tarragona, que lleva el nombre de Mas de l'Anglada.

Es habitual encontrar el apellido Anglada en las comarcas del nordeste de Cataluña, de donde procedían la mayor parte de los repobladores de las Baleares, en donde el apellido es bastante frecuente. Cabe resaltar que este apellido también existe en la Val d'Aran, en el noroeste del Pirineo catalán, a unos 100 Km. al sur de Tolosa de Lenguadoc (Alta Garona). En Viella, en el valle de Aran incluso hay una zona llamada también Anglades. En el sur de la actual Francia, especialmente en la zona de Tolosa de Lenguadoc es habitual el apellido Anglade (con e final). Sobre este punto cabe resaltar que en catalán la última vocal de Anglada suena como vocal neutra y por tanto, inicialmente se pudiera haber escrito con a o con e. Sin embargo todos los Anglada del sur de los Pirineos parece que se escriben con a final. Actualmente existe el apellido Anglada (con "a" final) en Occitánia (sur de Francia) pero, por lo menos algunos, sondescendientes de emigrantes o exiliados procedentes del estado español, durante el siglo XX.

Se conoce que en busquedas en la parroquia de Olot se puede ver en muchas ocasiones este apellido. Los libros de Olot se conservan y pueden consultarse a traves de los mormomes.

En la región de los Pirineos Medios, antigua Occitania, en la comuna de Saint-Sulpice, una de las familias originales, así como también de otras comarcas vecinas, es Anglade. El final del vocablo se pronuncia como una "ó" más una acentuación en la penúltima sílaba. La terminación "ade" es tradicional de la zona de Occitania y corresponde a menudo al "ée" francés. Un "Anglade" representa un territorio con forma de ángulo. Existen variantes de este apellido, sobre todo determinados por la yuxtaposición de un artículo: D'Anglada, o de Anglada, L'Anglade, o más adelante Langlade, el Anglada.

Se puede decir que existen tres ramas de Langlade franceses:

- Langlade en el pueblo de Gardois
- La Villa de Langlade en Gard, región de Languedoc-Roussillón
- La isla de Langlade en Terranova, Saint Pierre et Miquelón.

Sobresalen los vinos de la Iglesia de San Julián De Langlade.

Una variación de d'Anglade en Francia se encontraría en los Altos Pirineos en la comuna de Lourdes y sería d'Anclades y luego Anclades o Anclade.

Les Angles es una aldea que representa a la perfección la cultura catalana y podría considerarse ocupada siglos atrás por los mismos Anglada de Occitania.

 

 


(*) Laura Anglada - Diplomada en Historia por la Universidad de Girona, y descendiente directa de la familia ANGLADA de Les Anglades, Vilert.